¿Contrato un fotógrafo para bodas? Sí, por favor

Cuando nos comprometemos todo está por planear. Demasiadas decisiones nos esperan y es muy difícil saber por dónde empezar. Hacemos una enorme lista en la que escribimos todo lo que tenemos que tener en cuenta para que el día de nuestra boda todo salga a pedir de boca. Es evidente que la planificación a la hora de organizar una boda es muy importante. No podemos olvidarnos de nada, así que si todavía no has apuntado “fotógrafo de bodas” en esa lista, hazlo ahora.

Es que mi primo hace muy buenas fotos“, “mi sobrino controla mucho de cámaras“… Puede ser verdad, pero no es conveniente arriesgarse. Un fotógrafo de bodas está completamente especializado en este tipo de eventos, está formado y tiene experiencia. Sabe cuáles son los mejores planos, cómo hacer que todo quede más bonito en una sola imagen, cuáles son los momentos que tiene que captar, los gestos que para cualquier otra persona pueden pasar desapercibidos, pero que son claves para el resultado final. Un fotógrafo de bodas es capaz de crear recuerdos a partir de imágenes estáticas, de emocionar a los novios con una sola fotografía. Una narración que abarca desde la preparación del peinado hasta la despedida de la fiesta.

Y no solo eso. Un fotógrafo de bodas cuenta con el equipo físico y material profesional necesario para que de esta manera sea posible sacar el mayor partido a todas las capturas.

Algunos piensan que podría ser un gasto prescindible, que no es necesario contratar este servicio. Pero es mucho más que eso. Es alguien experto en el que podamos confiar plenamente porque estamos seguros de que sabe lo que hace ya que se dedica a ello. Es una preocupación menos en el día de nuestra boda, que para nada debería ser estresante. Es un día para los novios en el que el único objetivo tiene que ser disfrutar y no estar pendiente de cosas de las que se pueden ocupar otros.

No podemos olvidarnos de lo importante que es tener una buena comunicación con nuestro fotógrafo. Es un profesional, pero no es adivino ni pueden leer nuestra mente. Es necesario que sepa qué es lo que queremos y cómo lo queremos para que el resultado sea lo que esperábamos o incluso más.

¿Cómo elegir un fotógrafo de bodas?

Sí, es una decisión más que tomar, una tarea más que habrá que hacer, pero será un auténtico placer ver el resultado de este trabajo, tu reportaje de fotos profesional.

Para hacer una buena elección, tienes que tener claro qué es lo que quieres. ¿Buscas un estilo clásico o uno más moderno? Esa es la primera pregunta que tienes que hacerte a la hora de ponerte a buscar el indicado. Antes los fotógrafos seguían todos el mismo estilo. La manera de contar las cosas es ahora mucho más distinta, aunque sigue existiendo ese estilo clásico si lo prefieres. Un estilo basado en posados y en fotos cliché que se parecen a los reportajes de las revistas sobre las bodas de los famosos. Pero si te gusta más lo original, hoy en día hay muchos expertos que se dedican a innovar dentro de la profesión. Si buscas un trabajo creativo, espontáneo, que inspire naturalidad y que consiga emocionar, no dudes en elegir esta segunda opción.

Para descubrir la línea en la que trabaja cada fotógrafo, puedes echar un ojo a su trabajo anterior, así puedes hacerte una idea de lo que sería tu reportaje de fotos profesional.

Así que no te olvides de hacer un hueco en esa larga lista de cosas por hacer que te esperan durante los próximos meses y escribir “contratar fotógrafo para bodas”. Porque al fin y al cabo, se trata de los recuerdos del que será uno de los mejores días de tu vida. fotografo de bodas malaga malaga boda fotografiia de boda fotografiias de boda malaga fotografiia de bodas reportaje fotografico reportaje para casamientos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *